Breve Curriculum

Miguel Toro Bonilla es doctor en Ingeniero Industrial por la Universidad de Sevilla y catedrático del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la misma universidad.



Ha desempeñado un papel relevante en la puesta en marcha y de los estudios en Informática en la Universidad de Sevilla. Con este fin ha desempeñado varios cargos de responsabilidad en la universidad hispalense: Subdirector para Informática de la Escuela Universitaria Politécnica, Subdirector para Informática de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales con el encargo de la puesta en marcha del segundo ciclo de Licenciado en Informática, Vicedecano de Investigación de la Facultad de Informática y Estadística.



Ha sido el Director del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos durante los primeros años de su creación. En esta dedicación ha colaborado de forma muy activa en el diseño de las asignaturas de los estudios de informática relacionadas con el software. Ha puesto en funcionamiento el grupo de investigación Sistemas Informáticos. Este es hoy un grupo consolidado que trabaja en Ingeniería del Software e Inteligencia Artificial. Sobre estos temas ha dirigido 20 tesis doctorales y publicado varias decenas de artículos en congresos internacionales, nacionales y revistas de prestigio. Ha pertenecido a varias redes europeas de excelencia y ha dirigido varias redes nacionales de investigación.



Ha sido director de la Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación (OTRI) de la Universidad hispalense. Su trabajo se ha centrado en incentivar la transferencia de tecnología hacia la empresa buscando nuevos métodos para incentivar la relación de los universitarios con el sector empresarial. En esta dedicación ha puesto en marcha diferentes iniciativas relacionadas con la creación de Empresas de Base Tecnológica ligadas a la actividad de grupos de investigación universitarios e instrumentos para agilizar la gestión de los proyectos donde colaboran empresas e investigadores de la universidad.



En los últimos años ha desempeñado el cargo de Director General de Investigación, Tecnología y Empresa de la Junta de Andalucía. En este puesto ha colaborado en la puesta en marcha de diversos centros tecnológicos, la creación de Parques Tecnológicos y la potenciación de la I+D+i en Andalucía.



Es colaborador de diversas Agencias autonómicas y estatales en la evaluación de proyectos de I+D+i, Institutos de Investigación y de la actividad investigadora en general. En particular ha tenido un papel activo en la Agencia Andaluza de Evaluación de la Calidad y Acreditación Universitaria (AGAE).



Ha sido Presidente de SISTEDES (Sociedad Española de Ingeniería del Software y Tecnologías de Desarrollo de Software) y Vicepresidente de la Sociedad Científica Informática de España (SCIE). Ha sido miembro del Consejo Asesor de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y la Acreditación (ANECA).

Ha sido Presidente de la Sociedad Científica Informática de España (SCIE).

Ha recibido el Premio Sistedes 2011, otorgado por Sistedes, en reconocimento a su labor de promoción y consolidación de la Informática en España.

Ha recibido en el Premio Fama de la Universidad de Sevilla en 2012 en la Rama de Ingeniería y Arquitectura en reconocimiento al papel clave que ha desempeñado en el desarrollo de la Informática en la Universidad de Sevilla y en España.









martes, 8 de octubre de 2013

El Estado Emprendedor

 

Un debate continuo y presente es el papel del estado en el desarrollo de la I+D+i. Y sobre todo en qué tipo de I+D+i y el impacto de la misma en el desarrollo económico.  El trabajo The Entrepreneurial State de la Profesora Mazzucato de la Universidad de Sussex pone en claro muchas ideas al respecto.

Según la Profesora Mazzucato el estado ha actuado en el pasado como catalizador, principal inversor y creador (no sólo facilitador) de la economía del conocimiento. Esto ha requerido inversiones con visión de futuro en las tecnologías que son demasiado arriesgadas para el sector privado. También implica la creación de señales políticas claras que aumenten la confianza de las empresas en las áreas que consideran ser de demasiado alto riesgo.

Una lección central de este trabajo es la necesidad de desarrollar una nueva política industrial que aprenda de las experiencias pasadas en las que el Estado ha jugado un emprendedor, un papel de liderazgo en la consecución de un crecimiento impulsado por la innovación.

Organizaciones financiadas por el Estado (principalmente descentralizados como DARPA, SBIR etcétera) han sido fundamentales en la generación de nuevos productos y procesos. Nuevos producto y procesos que han cambiado la forma en que operan las empresas y los ciudadanos viven. Que han ayudado a transformar la economía para siempre, a través de Internet, de la revolución biotecnológica o  la que (se espera) será la revolución de las energías renovables.

También se argumenta en el trabajo que la forma principal para hacer frente a un crecimiento inteligente e inclusivo es asegurar que los beneficios de la innovación sean tan colectivos como la asunción de riesgos subyacente lo ha sido (por parte del estado y la sociedad) y lo sigue siendo.

Un aspecto importante del trabajo es sobre la dirección de la causalidad entre ciencia y aplicaciones. La autora afirma, con lo que estamos muy  de acuerdo que:

La causalidad no es lineal - desde la ciencia a gran escala a las aplicaciones e innovaciones. Más bien está  lleno de bucles de retroalimentación desde mercado a la tecnología, y desde las aplicaciones a la ciencia.

El trabajo rompe un conjunto de mitos que se aceptan actualmente como axiomas. Algunos de ellos son:

  • Desarrollar la I+D+i, aunque necesario, no es suficiente para conseguir el desarrollo económico
  • Las pequeñas empresas no son necesariamente innovadoras
  • El capital riesgo no es tan amante de riesgo como se nos está haciendo creer
  • Las patentes no significan necesariamente progreso

*DARPA - Defense Advanced Research Projects Agency; SBIR - Small Business Innovation Research.  Ambas son agencias del gobierno de Estados Unidos con amplias competencias para fomentar el desarrollo y comercialización de nuevas tecnologías.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario